Blog masónico de Ricardo E. Polo

martes, 30 de marzo de 2010

Revolucion en la Gran Logia de España - Demuestra que no estamos equivocados

Este Blog pretende exponer mis ideas. Ideas que desde hace 10 años en la Web y 48 en la Masonería, intento expresar para el bien general de la Orden. Muchas de las ideas consignadas hn sido rechazadas o con indiferencia o con descalificaciones. Sin embargo, esas ideas no se han visualizado en América Latina, en cuyo seno se van a celebrar los 200 años de su Emancipaciòn que, aunque solo sea un sueño y no una realidad, inspiran a los Latinoamericanos a soñar con ello. Los nuevos vientos que debieran soplar desde nuestro seno, llegan hoy desde el Viejo Continente y se materializan en este reportaje al nuevo Gran Maestre de la Gran Logia de España, que les dice a los iniciados españoles lo que va a hacer durante su mandato. Creo que es un deber publicar este reportaje y exhortar a los HH:. masones de toda Latinomérica prestarle mucha atenciòn y si resultara posible, recordar nuestra prédica que desde hace 10 años venimos desarrollando tanto en la Web como a través de la revista Interncional de Masonería "Hiram Abif"... V:.H:. Ricardo E. Polo : .


por Antonio Fernández. de El Confidencial - Barcelona - España


Revolución interna y externa. La elección de un nuevo Gran Maestre de la Gran Logia de España provocará cambios drásticos dentro de la organización masónica más importante de España. Desde 2006 el empresario inmobiliario José Carretero dirigía la institución. El pasado 13 de marzo, fue elegido para sucederle el abogado valenciano Óscar de Alfonso, que, a sus 42 años, se ha convertido en el Gran Maestre más joven de la historia de la GLE. “Los hermanos han optado por un cambio generacional. Se necesitaba aire fresco y era urgente cambiar los usos arcaicos por otros más modernos. En definitiva, se ha optado por una opción de mejor gestión y apertura exterior”, declara De Alfonso a El Confidencial.

En un documento que pretende ser su programa de actuación detalla “quince ideas para el cambio”. Comienza proponiendo una reducción paulatina de las aportaciones anuales de los hermanos “para facilitar la entrada de nuevos miembros a nuestra institución”. También suprime el pago obligatorio de 30 euros anuales al fondo de beneficencia. Precisamente este dinero fue muy discutido la pasada etapa, ya que Carretero utilizó estos fondos, que deberían destinarse a ayudas a masones necesitados o a familiares de éstos, para comprar inmuebles en Palencia y Bilbao sin permiso de la Asamblea, que era el órgano que debía aprobar las adquisiciones de pisos o locales. Luego, los vendió también sin permiso. De Alfonso tampoco dispondrá de firma autorizada en los bancos. Sólo podrán mover el dinero el Gran secretario y el Gran Tesorero, con firma mancomunada.

Para democratizar la institución, dará “voz y voto a todos los maestros masones de su jurisdicción, permitiendo así una mayor participación en la marcha de la provincia”. Otra de las novedades es la creación de un Consejo Consultivo del Gran Maestro, órgano de consulta compuesto por miembros “con gran experiencia y en el que se reúnan e integren todas las opiniones y sensibilidades existentes en nuestra institución”. Por otro lado, también se especifica que “se reconocerá el derecho de información a todos los hermanos de la GLE sin distinción de grados para que cualquiera de ellos pueda tener acceso directamente y sin intermediarios al Gran Maestro y a los Grandes Oficiales para pedir información y asesoramiento sobre los temas de la competencia de cada uno”.

El dirigente masónico advierte que va a cambiar muchas cosas en la organización. “En el último período, ha habido desasosiego e intranquilidad. Es hora de restañar heridas y superar diferencias”, afirma. Una de las primeras medidas que tomará será establecer puentes de enlace con importantes masones que han abandonado la GLE en los últimos años.

Entre ellos, se encuentra Josep Corominas, Gran Maestre hasta el año 2006 y que, por diferencias con su sucesor, abandonó la organización y creó una nueva organización en Madrid. Varios dirigentes madrileños que se habían dado de baja y se habían afiliado a la masonería andorrana serán también invitados a reingresar en la GLE. “Creo que nuestra institución puede albergar diferentes opiniones, porque las opiniones suman, no restan”, dice De Alfonso.

Entre las prioridades del nuevo máximo dirigente, está también restablecer las relaciones rotas con el Consejo Supremo del Grado 33, un organismo con 200 años de antigüedad que engloba todas las obediencias masónicas, y con el Gran Oriente de Italia, la mayor institución de estas características que opera en el país transalpino.

La otra gran tarea que quiere realizar a nivel externo es “cambiar la estrategia, la comunicación con la sociedad en general. En los 28 años que han transcurrido desde que se legalizó la masonería después de la dictadura, no hemos sabido conectar de una manera adecuada con la sociedad. Es verdad que nos quejamos, pero la culpa ha sido nuestra. En los últimos tiempos, se han publicado muchas cosas, algunas muy negativas para la GLE. A partir de ahora, hemos de dar ejemplo de honradez, que todos vean que no somos tan malos, que se borren los temores que existen en el imaginario colectivo hacia los masones”, afirma a este diario.

Cambio de mentalidad y de gestión

A nivel interno, la revolución será aún mayor. “He repetido muchas veces que no sólo deben cambiar las personas al frente de las instituciones, sino el modo de actuar, la mentalidad y la gestión. Lo que quiero es que, en el futuro, actuemos como masones, no como simples gestores o presidentes de una asociación. Y eso significa aplicar los principios iniciáticos de honradez y armonía, porque estos valores, aunque instaurados hace 1.000 años, están vigentes en pleno siglo XXI”, señala De Alfonso.

Entre los cambios que prepara De Alfonso está la elección directa cada cuatro años de los cargos más importantes de la organización. José Carretero había instituido el nombramiento de los cargos de confianza cada dos años. También había instaurado un sistema de voto en las asambleas mediante el cual cada miembro con derecho a voto podía llevar hasta seis votos delegados. “Volveremos a uno de los principios básicos de la masonería, que es un hombre un voto”, señala el nuevo dirigente. Además, democratizará el acceso a los cargos, que hasta ahora era tamizado por un Gran Cónclave, sin cuyo permiso nadie podía acceder a determinados puestos.

De Alfonso es consciente de que la masonería ha estancado su crecimiento en los últimos años. “Es triste, pero la culpa la tenemos nosotros. Es verdad que en los últimos años las afiliaciones han crecido a ritmos del 3 al 8%, pero seguimos siendo en torno a los 2.400. Sin embargo, los ingresos han sido de 6.000. Eso quiere decir que, por una causa o por otra, 3.600 miembros han abandonado la institución. Y eso significa también pérdida de talento”, se lamenta De Alfonso.

Otro de los problemas que azotan a la masonería es la diversidad de organizaciones que existen. La GLE es la institución que se considera regular, reconocida por las grandes logias de Inglaterra o Francia, por ejemplo. “Esto se debe a la juventud de la masonería en España. Estamos pagando la falta de experiencia, ya que en otros países no ocurre. Los masones ingleses, franceses o estadounidenses, por ejemplo, se quedan sorprendidos al ver la división que hay en España. Yo considero masones a todos masones. Pero de momento no parece posible que se pueda ir a una unificación de todas las obediencias o corrientes, ya que hay algunas logias que tienen principios distintos e incluso contrarios”.








viernes, 26 de marzo de 2010

Hay en Argentina 10.000 masones en "sueños". Y una promesa incumplida.

Los masones argentinos, aquellos que se autodenominan "masones verdaderos", debieran dar lectura a este trabajo, que se constituyó en "Editorial" de la revista internacional de Masonería "Hiram Abif", que desde hace 10 años propende a la Unidad Universal de la Masonerìa (Unidad mundial, en todo caso) a través de imponerse la "Unidad en la Diversidad" armonizando así las graves disidencias provenientes del "acto" usurpador de 1717, en el que se reemplazó la tradicional Masonería Operativa, por el engendro creado por James Anderson, Teófilo Desaguliers y la colaboraciòn de Elìas Ashmole, todos ellos de "dudosa" memebresìa masónica. Usted, si es masón verdadero, lea con detenimiento...



Hace más o menos un año, la máxima autoridad de la Masonería Argentina mencionó públicamente el número de «iniciados» activos que existían en Argentina.

A propósito de tales declaraciones, que se llevaron a cabo en la Provincia de Santa Fe, dijimos que constituían una esperanza para el decurso del pensamiento masónico en Argentina, en tiempos en que la ciudadanía se encuentra predispuesta a no solventar los prejuicios, que siempre fueron difundidos desde las sacristías del catolicismo y por parte de los siempre enemigos del librepensamiento, de la laicidad, de las libertades públicas y, fundamentalmente, del «republicanismo» que sostenemos los que adherimos al pensamiento masónico.

Ya ha transcurrido un tiempo prudencial, durante el que nada ha sucedido «en bien general de la Orden» y en la recuperación de aquellos que se han marchado, decepcionados por la estructura anquilosada y astigmática que impera en el «Palacio» cuyo nombre reemplazó la mención de nuestra sede como la de «Cangallo», ahora «Presidente Perón», que es el nombre de la arteria donde centenariamente subyace nuestra sede.

Tuvimos fe, en un principio, creyendo que la palabra de la máxima autoridad avizoraba una Luz que diera por tierra con la mochila que sobrelleva la Institución, que no es otra cuyo contenido supone, precisamente, los 10.000 iniciados que hoy no cubren las columnas, ni aportan con sus talentos a la Gran Obra que promete nuestra Institución.

Nosotros, los que hemos hecho profesión de fe en la lucha contra el prejuicio, sobrellevamos hoy el peso de un sinnúmero de ausencias debidas, precisamente, a la existencia de prejuicios dentro del ámbito en el que no debieran ni practicarse ni existir.

Debemos reconocer que la situación actual dentro del ámbito Institucional, se debe al anquilosamiento de estructuras de excesivo personalismo y lo peor, sazonadas por muchos años de sistemáticas permanencias y cultos a la personalidad. El ceremonialismo no corregido ni adaptado a la democracia que debiera existir en nuestras filas. Sustentados del republicanismo de muy remota data, los más «antiguos» en la Orden sabemos de qué manera se hizo grande el deterioro conceptual y del abandono de los principios que a costa de sangre, promovieron nuestros antepasados masones.

Se ha llegado, incluso, a cuestionar la Revolución Francesa, o la Ilustración y el quehacer revolucionario de los hombres que dio la masonería para cambiar el mundo. Créase o no, el axioma de «propender al Progreso de la Humanidad» dejó de ser el horizonte de nuestros jóvenes iniciados, porque lo «taparon» los acumuladores de medallas y el fasto de mandiles y collarines, que proliferan en L:., C:. y C:. tanto en el Simbolismo como en el Filosofismo.

Y aunque no se crea, conozco el caso de que se desanima a los recipiendarios, antes de ser «aceptados», condicionándolos incluso en sus actividades de difusión periodística o literaria...Tan execrable actitud me consta y me alarma más allá de todas las lacras por mi conocidas.

Eso, en nuestro ámbito. Y qué decir del ámbito latinoamericano y europeo, en el que medran hasta delincuentes de guante blanco dentro y fuera de la Institución. Anunciado como estuvo por Roger Peyrefite el asunto ese de «los buscadores de prestigio», la lenidad de nuestros aplomadores en cuanto a los postulantes hizo y hace que ingresen a la Orden tales lacras sociales, que la humanidad no necesita y la masonería menos.

Llevo 10 años de permanente prédica sobre estos sucesos, sin que alguien se haya «ocupado» de responderme o de mostrarme cuán equivocado puedo estar.

Y no es eso lo preocupante, porque bien puede suceder que mi estoque sea tan breve y escaso, que carezca de toda posibilidad de herir a quienes demando.

Desde hace 10 años, sin proceder a «denunciar a hechos y personas» he intentado concientizar a mis QQ:. HH:. de una realidad que no es virtual sino real, recibiendo con evidente lenidad (3) una suerte de indiferencia elocuente. A medida que ha transcurrido el tiempo he incrementado la sonoridad de mis apreciaciones y el fuerte sonido de mis escritos fruto de la investigación.

Como el único ámbito hoy para dar conocer el pensamiento de un «iniciado» es la Web, ya que en el seno de los talleres resulta imposible investigar y dar conocer los resultados, mientras se da lectura a los anodinos «temas» impuestos desde las Luces y que siempre son repeticiones de repeticiones o refritos más o menos bien redactados, tuve que crear varios Blogs y páginas virtuales, dentro de las cuales coloco lo que se, lo que aprendí y lo que pienso.

Sobre todo esto último, debido a que es esencial en la Orden, ejercer el «derecho de opinión», el de «pensamiento» y el de «publicar» los resultados de todo ello

Que nos hallamos rodeados de timoratos por una parte e inescrupulosos por otra, que prefieren el medallismo, el mandilismo y los títulos y honores efímeros más ritualísticos y simbólicos que verdaderos.

Pero resulta natural que así sea. Es parte de la «profanidad» que no se logra revertir al momento de conocer La Luz o memorizar lo que se debería aprender en la cámara de reflexiones... Caverna esta en la que se supone cobramos conciencia de la realidad de los mortales.

Campea sobre el austro que generalmente nos inspira, ese relente de amargura surgido del trato cotidiano, en ese ámbito en el que no aparecen los senderos bifurcados que nos acercan a la Verdad.

Haciendo uso de los aciertos de Borges, podemos sostener que en este ámbito tan particular, lo que nos une no es el amor fraternal sino el espanto... Y esto, concordando con lo definido por el diccionario de la Academia...

A través de las Listas Masónicas en la Web, —tan vilipendiadas por los capelos propios, sean las campanas de cristal que nos resguardan del polvo, o el polvo mismo que impide visualizar la Verdad—, podemos ver que se han abierto como ventiluces que permiten el ingreso de mucha luz a nuestro ambiente.
Y es así como vamos conociendo las injusticias, los desmanejos, el imperio del individualismo feroz que nos afecta y la cantidad inmensa de pavo realismo que se afincó en nuestra Orden, desde que se produjeron las «contrarreformas» de 1717 y luego desde 1723, con la falsificación teísta y deísta de lo que fuera la Masonería Operativa y la que se denomina Francmasonería.

Aún no nos ha sorprendido el cansancio respecto de la prédica que venimos desarrollando. Pero si nos ha decepcionado la actitud de muchos de nuestros cofrades que hacen «la vista gorda» respecto de lo que son mis afirmaciones.

Seguramente subyace, en esa actitud, la idea de que me pueden vencer por cansancio. Pero no es ni ha de ser así. Soy persistente y perseverante y no dejo de estudiar e investigar todo lo relativo a la Historia y antecedentes Institucionales, incluso a pesar de los ninguneos que se me hacen al requerir datos que me son necesarios.

Me asombra, además, la actitud poco fraterna de muchos QQ:. HH:., que tratan de evitarme y evitar consen-suar o discutirme. Otros se ocupan del desprestigio, haciendo interjecciones cuando son preguntados por mi persona.

Pero no me quejo. ¡Por favor! Esa actitud es recurrente y por tanto no me aflige. Lo que si me ocupa es tener que admitir que son pocos los que se preocupan por conocer más profundamente las circunstancias en las que se han «comprometido». Si cada uno de ustedes ahonda en el medio en el que confraternizan, advertirán que por estos tiempos han surgido conductas más cercanas a la profanidad que al «espíritu de cuerpo» que debe reinar en el ámbito masónico.

Pero introduzcámonos en la cuestión que es «recuperar lo perdido». No me refiero, por caso, a la cuestión de recuperar «la palabra», que nuestros Rituales mencionan como perdida. Esa es otra cuestión. más relacionada con la leyenda y con algunos Ritos que se afianzan en esa búsqueda.

La cuestión a la que me refiero es la de «recuperar» a nuestros QQ:. HH:: que se han perdido en ese ámbito imaginario que es «estar en sueños». Qué, a propósito, siempre ha sido para mi una verdadera entelequia, más allá de considerarlo un despropósito. Afirmo aquí que la inmensa mayoría de los QQ:. HH:. que hoy se encuentran en esa situación, lo son porque se han marchado desencantados de la Orden. Otros lo han hecho por no compartir ni procedimientos, ni las supercherías que se intentan implantar, fruto de las problemáticas derivadas de las Constituciones de 1723 y sus reformas y de la «visión» de la masonería y la leyenda, que se derivan de aquél episodio.

Pero más allá de tales discrepancias, que pudieran ser objeto de conciliarlas como desavenencias (zanjables), están los hechos concretos de injusticias logiales, celos, envidias, antipatías y discrepancias culturales e informativas, que surgen naturalmente del trato entre HH:.Y dejando constancia aquí, de que he sido testigo y hasta protagonista de tales circunstancias desdorosas que, comunicadas por nota a las máximas autoridades de la Institución, fueron ignoradas y hasta consentidas.

No podemos los iniciados ser pusilánimes. La conducta humana no se modifica porque utilicemos términos como «queridos hermanos», «muy fraternalmente», y «adoremos», fraseológicamente, a una alegoría que denominamos GADU, que se ha convertido en una deidad antropomórfica, contraria a la doctrina masónica. Y en una soberana contradicción entre el racionalismo que propugnamos y la credulidad que se nos opone.

A través de los años que pertenezco a la Orden, —que suman por ahora solo 48—, he observado el «in crescendo» de las «afirmaciones» teístas y deístas de nuestros QQ:. HH:. de mayor jerarquía intelectual que lo transmiten cada día con mayor elocuencia, casi como si la Orden fuese o una religión o un sincretismo religioso.

recisamente nos hemos ocupado del tema, editando un opúsculo titulado «¿Es la masonería una religión?», en el que condensamos no lo que podemos pensar «nosotros», sino lo que han lucubrado con fundamento, importantes representantes de las religiones positivas e I:. y P:. H:. durante una reunión mantenida en la Universidad Complutense de Madrid.

Es verdad que en el seno de la Masonería existen QQ:. HH:: que son ateos. Y «denostados» por sus iguales. Pero por simple ignorancia. Porque el ateo sencillamente «no cree en Dios» y no, como sostienen monaguillos y advenedizos, «que no creen en nada».

En efecto, el ateo, por serlo y asumirse, es un ser Humano que se encuentra abocado a la búsqueda de su Verdad o de La Verdad, sin admitir que ella haya sido ni «revelada» ni se encuentre en el ámbito de las «creencias» religiosas o supersticiosas. El ateo, por antonomasia, descree de los dioses personales y de los antropomórficos… Lo mismo que sucede con el agnosticismo…

Por otra parte, el masón aspira «saber», no a «creer». Ya viene del mundo profano con todas las dificultades ideológicas que la costumbre y los prejuicios le han signado. Pero suponemos que la «iniciación» le ha despertado las inquietudes intelectuales para llevarlo a estudiar, aprehender, conocer, y así acceder a la verdadera Luz que se le otorga entre columnas.

Hasta hoy no he podido entender el por qué la insistencia, en altos ámbitos de la Institución, la perseverante prédica deísta o teísta de nuestros «veteranos» dirigentes. No se si es por la edad cronológica, que los acerca más al final de los interrogantes de este mundo... O por convicciones religiosas que no han podido superar... Aunque lo peor sería la hipocresía de no haber sabido «leer bien» la Historia de la Masonería.
Lo cierto es que por estos tiempos se percibe el avance de los contestatarios  que surgen en todos los foros y que sabemos también en el seno de algunas Obediencias, que hoy por hoy conllevan importantes desavenencias, sean Obediencias Latinoamericanas o sean Europeas (Ej. Perú y España, entre otras...)...

Pero no vamos a ahondar en el tema, porque sabemos el grado de susceptibilidad imperante en nuestros ámbitos claustrales.

Lo que nos ocupa, verdaderamente, es la ausencia de motivaciones por una parte y ejecuciones por otra, de planes que permitan el retorno de tantos QQ:. HH:. que se encuentran en sueño. Reconocidos en el número de 10.000 en Argentina, no parece preocupar a las autoridades institucionales, semejante número de conciencias y pensamientos que sabemos son afines al librepensamiento (una de las razones por las que se han ido perdiendo membresías, ya que en el seno de nuestros talleres se respira un cierto aire que lo condiciona), a la laicidad, a la educación obligatoria y gratuita de nuestros niños y jóvenes y a la democracia republicana...

Claro está que tales afinidades se encuentran hoy un tanto desvalidas, dado que desde la fusión entre el Gran Oriente Federal Argentino y la Gran Logia, desaparecieron aquellas «Ligas» que funcionaban en el antiguo edificio de la calle Sarmiento al 1800 y que concentraban las actividades de masones comprometidos con la acción y la disposición criteriosa de la doctrina masónica en todo su esplendor.

Hoy por hoy han ingresado a la Orden «regular» algunos personajes de cierta notoriedad en la vida pública y que son a veces expuestos como ejemplos de lo que es un masón o de lo que la masonería puede exponer como sus integrantes.

Alguno de ellos, —hoy fuera de la Institución no sabemos si en sueño o en franca retirada—, que curiosamente ha sido inculpado de ser miembro del Opus Dei y que dirige la versión editorial de obras «masónicas»... de un importante editor argentino.

¡Imaginemos la receptividad que tendrá cualquier iniciado estudioso con divergencias histórico-opinables sobre la Orden de querer publicar un libro...!

La presencia en la Orden de tales personas, algunas veces iniciados por dispensa del G:. M:. son exhibidos en «Conferencias» y reportajes, opinando de cosas que no se han «aprendido» (mamado en el original) dentro de los Talleres y que en oportunidades, desplazando a QQ:. HH:. talentosos que por tener perfiles bajos, quedan relegados al «bufete» del Palacio Cangallo

Alguna vez surgirá un «relator» que cuente el anecdotario del incendiado bufete de nuestra Sede, donde se han pergeñado incruentos combates intelectivos, que conformaron los cuadros de la dirigencia que nos hemos merecido.

Lo cierto es que de vez en cuando, tanto en Buenos Aires como en Mar del Plata, nos sabemos cruzar con QQ:.HH:. conocidos y hasta no conocidos, que nos saludan y comentan la actualidad Institucional..

Y todos ellos en situación de «Sueño» con o sin P:. de Pase y Quite y... aplomados con el tesoro, condición sine qua non para obtener la Plancha.

La búsqueda de la «palabra perdida», entre otros objetivos institucionales, se opaca con la algarabía que motiva a nuestra dirigencia sentirse exultante por poder exhibirse en la «sociedad contemporánea», creyendo que la opinión pública creará consenso para que nuestros enemigos cervales mitiguen su oposición a nuestra existencia. Excomuniones mediante...

Por otra parte, surge la convicción de que los «estados de conciencia» de algunos masones católicos, se han impuesto por sobre la al menos «prescindencia» religiosa que proclama la Orden de acuerdo con los dictados de la G:. L:: U:. de Inglaterra.

Ya hemos conocido que en la hermana República de Paraguay, algunos distinguidos masones (distinguidos por sus mandiles y jerarquías efímeras pero efectivas) han realizado «ceremonias» conjuntas vistiendo los atuendos propios junto a la jerarquía católica.

También sabemos de reuniones «tentativas» en nuestro país con la jerarquía católica, que no hace mucho tiempo relanzó sus admoniciones contrarias a la Masonería y en evidente consenso con las Bulas papales contrarias a nuestra Orden.

No se muestra piadoso el actual pontífice respecto de nuestra Institución, pues ha ratificado toda la legislación contraria a la membresía de los católicos masones, persistiendo en la excomunión como lapidario castigo por ser librepensadores., entre otras especies…

Es comprensible que un significativo número de QQ:. HH:. experimente cargos de conciencia. Todos sabemos hasta qué punto el adoctrinamiento que se lleva a cabo desde temprana edad. Y los sentimientos de culpa que se incorporan a la credulidad, de la misma manera que las supersticiones se propagan en los ámbitos en los que no prima la investigación, el librepensamiento y la libertad de conciencia...

Todo eso los sabemos. Y hasta lo toleramos. Sea en aras de la fraternidad, sea con motivo de la idea de que la Luz habrá de disipar las tinieblas con las que llega el recipiendario y esperanzados en que sabrá encontrar el camino de la Verdad.

En este siglo XXI ha dado comienzo una revolución. Se trata de la virtualidad cuya esencia subyace en la definición, pero que en la realidad es el fenómeno comunicacional de la Internet, en cuyo ámbito se consolida una nueva visión de la masonería. Por medio de las definiciones que se dan a través de Logias y de Grandes Logias, se expone que «La Masonería Virtual esta validada pues es compartida con infinidad de masones de todo el Orbe. Se enfoca en una interacción interpersonal, que a pesar de no darse en el mismo espacio y tiempo, si es percibida verdaderamente como un poderoso acto colectivo masónico».

Ha surgido una extraña transparencia que permite sincerarnos sin que puedan suceder conspiraciones, maledicencias, «operaciones desestabilizadoras» o promover «camarillas» como ocurre en el seno de muchos Talleres.

Hoy por hoy se difunde la idea de que: El ambiente en foros masónicos virtuales, ha dado un espacio para la construcción de una identidad masónica propia, sustentada en la suma de muchísimas experiencias aportadas por infinidad de masones procedentes de todas partes del mundo.

Y todo ello nos permite afirmar que esta nueva forma de confraternizar avizora “repudiar aspectos puestos en práctica en esos entornos masónicos regulares, o en la propia vida cotidiana del masón. Se trataría así, de un espacio de interrelación entre los espacios de la Masonería Convencional y la ahora poderosa Realidad de la Masonería Virtual por Internet, en que las propias prácticas en estos entornos producen una mutua influencia, generando una ruptura de las fronteras entre ambas fachadas de una misma Masonería”.

Tal visión de la realidad actual no solo no ha cobrado conciencia en los «altos grados» enquistados en el poder masónico del Simbolismo y del Filosofismo que, como señalara el I:. y P:. H:. José Ingenieros, «..constituye el estamento del pasado ejerciendo sus prevenciones contra el presente...»

Quienes reclamamos el cumplimiento de las promesas y declaraciones de la máxima autoridad electa de la Orden en Argentina, lo hacemos en homenaje a cientos de QQ:. HH:. que han luchado con denuedo por la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, no como caracteres de frontispicio, sino como lábaro que expone el carácter progresista y principista de la Orden.

Los QQ:.HH:. hoy en sueño, dejados de la mano de la fraternidad institucional, pueden decir con honra y verdad, que la Masonería que ellos aceptaron, es aquella que el «...intelectual Oliverio Cromwell, iniciado en la Logia Francmasónica de Cambridge, a los 20 años de edad demostraba con claridad en sus prédicas, el fondo económico de todos los problemas religiosos de Inglaterra, y recomendaba a sus oyentes la necesidad imprescindible de luchar por la abolición de los privilegios de las castas, y el establecimiento de la igualdad absoluta de las clases ante la Ley. Siete años trabajó Oliverio en la Logia asistiendo casi diariamente con sus hermanos de mayor confianza en bodegas, sótanos, oscuras callejuelas, etc., preparando nuevos adeptos bajo toda clase de peligros, persecuciones, martirios, encarcelamientos y destierros. De estos centros secretos de estudio salieron los hombres preparados que dirigieron la organización de los partidos políticos, ligas, sociedades, federaciones, sectas, etc., que luchaban contra la tiranía monárquica y clerical, deseosos de gobernarse así mismos».

Esta referencia, obtenida de los estudios históricos de este pensador y de aquellos que reivindican el carácter progresista de la Antigua Masonería, se entiende como un ejemplo del pensamiento de muchísimos QQ:. HH:: en sueño hoy, que por reivindicarla o por introducirse en ella, han tenido que «migrar» de sus Logias por el empecinamiento de la Autoridad en no investigar las verdaderas razones y motivaciones que dieron origen a la Masonería Moderna y Especulativa, que desde hace casi 300 años ha venido fragmentando a la Orden por sus motivaciones religiosas o la intencionalidad de convertirla en un sincretismo ajeno a sus principios.

Entendemos que ha llegado la hora de abrir las puertas de la Institución, para que las actualizaciones o reformas no deban ingresar por las ventanas.

Es imperioso, hoy a 200 años del comienzo de la lucha por la Independencia, que observemos con detenimiento el espíritu que gestó a las logias lautarinas a sumarse al sueño de Miranda y de los Libertadores, que aún con la picardía británica tras ellos, lograron sacarnos de encima al poder colonizador de los realistas.

La vasta experiencia de nuestras luchas tanto intestinas como reivindicadoras de la Libertad y la consolidación de la República, hace necesario rever las 10.000 sinrazones que alejaron del seno de la Orden a tantos masones iniciados, que sin perder su condición por meros artículos de los Reglamentos Generales y a veces la picardía de conspiradores, debieron dejar sus legítimos sitiales entre columnas.

Hoy vagamos -me incluyo- sin otra nostalgia que el amor al trabajo, esperando que algún sensato Q:. H:. que accidentalmente en lo efímero del Poder Institucional, se atreva a mirar de frente los desafíos de esta hora que será, sin duda alguna, una hora de los pronunciamientos y resuelva el problema de esos 10.000 masones que pesan aún en el consenso necesario de la Masonería Universal, para poder alcanzar los objetivos que nos convocaron en su momento y que desde los albores de la historia masónica, son el contribuir al Progreso de la Humanidad...

Todo lo demás es parafernalia, equívocos al ingresar a la Orden, confusión ideológica desde que los Anderson y los Desaguliers, motivados por aquél Carlos II vengativo y miserable y la clerecía Calvinista y Católica que se sumaba a los caballeros feudales titulares del régimen más oprobioso que pareció culminar con la Revolución Francesa.

No ocurrió así. Persiste aún el engendro feudalista que solo ha modificado su apariencia. Y en mundo que se convulsiona día a día por las inequidades, el consumismo, la partidocracia y las injusticias sociales, es la Masonería la Esperanza para alcanzar un mundo mejor ante un actual imperfecto.

Editorial de la Revista “Hiram Abif” Nº 118
Ricardo E. Polo : . - Director

viernes, 12 de marzo de 2010

Sobre el Evangelio de Judas - una opinión

Por el V:. H:. Ricardo E. Polo : .   Mar del Plata – Argentina



En los últimos años en el ámbito del idioma ingles, se han publicado un considerable número de artículos por la prensa y libros por editoriales, --de una manera sutil en algunos casos y en otras con suma evidencia--, se presume que mediante los cuales es notable la intención de "modificar" las creencias tradicionales del cristianismo, localizándolo hacia la Iglesia Católica Apostólica y Romana, sin perjuicio de que en forma indirecta, se lo dirija tanto a los protestantes (en todas sus sectas) incluyendo a los ortodoxos griegos, egipcios y rusos.

Primero ha sido con la difusión del ideario Iluminista, luego a través del mítico Priorato de Sión, que reivindicaría el papel de Maria Magdalena como esposa de Jesús y un presunto heredero/a del Mesías, al mismo tiempo y con cierta racionalidad, el cuestionamiento al Concilio de Nicea, en el que todos sabemos que Constantino "fabricó" el actual esquema que rige la estructura de la Iglesia. (La idea de que un heredero de Jesús, convirtiendo a Maria Magdalena en el "grial" transmisor de la sangre real de Jesús a través de un hijo, ha conmovido las intimas fibras del cristianismo ortodoxo, pero no se circunscribe a la problemática eclesial, sino que la trasciende, pues de obtenerse una genealogía de tal herencia ya enferma la mente de quienes quieren refeudalizar el planeta, creando un heredero de una dinastía divina para gobernar este "conflictivo" mundo...)

Los libros de Dan Brown en los que destaca la participación de Leonardo Da Vinci en estos entuertos, relacionados con el Priorato de Sión como uno de sus Grandes Maestres, y que se entremezclan con La Conspiración, Ángeles y Demonios y la cohorte de publicaciones que, colgándose como furgón de cola del tren elaborado por Brown, intentan descollar en misteriosismos imbricados en el medioevo renacentista. Incluso, refrescándonos la memoria con las muchas herejías que conmovieron al cristianismo en su oportunidad.

Entre algunos singulares "acontecimientos" pergeñados en la Universidad hebrea de Jerusalén y difundidos por medio de las Agencias Noticiosas Internacionales, algunos denominados "estudiosos" del tema religioso a nivel científico, según mencionan, se ha dado a conocer por ejemplo, que Jesús habría caminado sobre las aguas, debido a que las del lago donde lo hizo abríanse congelado a consecuencia de fenómenos meteorológicos, creando una capa de hielo firme que permitiera su andar. En otra mención singular también, se insinúa que científicamente no esta probada la resurrección del Cristo, debido a la ausencia de pruebas sobre su tránsito mortal. Incluso, se menciona que el crucificado habría sido uno de sus hermanos.

Más allá de la gran incógnita que representa la falta de publicación del contenido de los manuscritos de Qumram, los que solo parecen ser conocido por los exegetas bíblicos hebreos y algunos conspicuos investigadores cristianos, ahora surge un "nuevo" evangelio atribuido a Judas, del que curiosamente se ha hecho una presentación "internacional" por TV.

Ese presunto Evangelio, descubierto hace más de dos décadas y dado a conocer como hemos dicho, ya ha "conmovido" a un sector medio marginado de la ortodoxia eclesial, promoviendo una suerte de "interpretacionitis" que seguramente constituye el lanzamiento de inverosímiles afirmaciones, a manos y a boca de algunos delirantes de turno, que todavía no se ha logrado determinar el grado de peligrosidad de sus actividades.

Mas allá de las incertidumbres que desde hace alrededor de 1800 años subsisten, con relación a los desaguisados que Constantino llevo a cabo (con la complicidad de los mismísimos "padres de la Iglesia" en ese entonces) en el Concilio de Nicea, al desactivar la importancia o trascendencia de los conocidos como "Evangelios Apócrifos", naturalmente cualquier objeción a los cuatro Evangelios incorporados a la Biblia en el marco de la Historia de su contenido y profecías, tendrá visos de cuestionamiento a la seriedad de los acontecimientos que el vulgo conoce a medias y casi siempre propicios para las manifestaciones cuestionantes.

Pero además de lo que sostienen algunos HH:., surgen a simple vista las enormidades que el denominado "Evangelio de Judas" promueve en otros HH:., que por causa de sus sufrimientos en la convivencia dentro de alguna de las tantas Logias que se dicen "regulares" y sin embargo en su seno se enquistan réprobos acuciando a "elegidos", salen a la palestra formulando comentarios descomedidos, inexactitudes y hasta ciertos aspectos periféricos del "delirium tremens". Y en especial, perturbando, a lo mejor sin quererlo, el decurso de la investigación masónica que pretende hallar la Verdad, dentro de un ámbito donde se han consolidado las pequeñas mentiras que desvirtúan los contenidos e historia de la Institución.

No se, a ciencia cierta, que significa esto de intentar "meter" en el pensamiento masónico de las Listas, temas conflictivos y conflictuantes como algunos de las religiones positivas, puesto que en el seno de la Masonería además de la enfermante prohibición de "hablar de religión", existe la anomia de conflictos personales precisamente por la invariable argumentación de la "necesidad"...

Decía Epicuro (341-271n a.C) “La necesidad es un mal, pero ninguna necesidad hay de vivir en la necesidad”. Y don Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616); dijo “La necesidad, según se dice, es maestra en utilizar el ingenio”. De allí que debamos hacernos el esfuerzo de reflexionar frente a estas "novedades" (aparentes por supuesto) que aprovechan la supina ingenuidad y al par que la elocuencia de la mediocridad ambiente.

Aquellas lo hacen en un mundo en el que los que leen constituyen ya un fenómeno incluso patológico, pues tras los éxitos editoriales como los de Dan Brown; los "descubrimientos" arqueológicos de los escritos de Judas o la falta de resurrección (que de no ser cierta dispersaría a los católicos y protestantes), los manuscritos de Qumram, e incluso la apostasía de un singular número de fundamentalistas católicos y despistados de siempre, existe la manipulación de numerosos poderes que, aunque usted no lo crea, materializan la teoría de la conspiración.

No debiéramos olvidar, por las dudas, que el vastísimo poder Vaticano del Opus Dei dedica sus esfuerzos a consolidar cierto Poder Económico que, a lo mejor y a fuer de ser imagineros, algo tendría que ver con el Nuevo Modelo Neoliberal, globalizado, concentrador y aspirante a un Renacimiento feudal manifiesto... Claro está, para los que no se fanatizan con la ausencia de compromiso y los divertimentos de la TV de plasma, en el regio Living donde ahora se masera la familia.

Así que "cuidado" con estas alegres referencias a un tema que al masón no le interesa, al católico lo perturba y a los tontos les alienta a seguir tonteando.

Cómo combaten a la Masonería los totalitarismos


Nuestros lectores no masones, seguramente tendrán en su mente la idea de que la masonería es una “sociedad secreta” y que los estados democráticos tendrán reservas relacionadas con su existencia. Sin embargo izquierdas y derechas son enemigas viscerales de la Orden, especialmente porque ella proclama la “Libertad, la Igualdad y la Fraternidad” entre los hombres y procura, en mérito a su accionar programático, el Progreso de la Humanidad. Seguramente tal axioma parecería utópico o de difícil factura. Pero conlleva en sí mismo y en la práctica, la enemistad de todos los totalitarismos de derecha o de izquierda, que no admiten el cese de las canonjías que los caracteriza… A través de las siguientes notas, vamos a conocer cómo se las traen y trajeron los totalitarismos la persecución de la Orden… El lector podrá mensurarlo a través de esta nota informativa. Esta nota es un resumen del artículo publicado en el Blog
"El Aprendiz Masón"

Los regímenes de Stalin y de Hitler fueron totalitarios, desde el punto de vista de aquellos que creen que este concepto es útil.1

Se conoce como totalitarismos a las ideologías, los movimientos y los regímenes políticos donde la libertad está seriamente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin divisiones ni restricciones (de un modo mucho más intenso, extenso y evolucionado que el teórico poder absoluto de las monarquías del Antiguo Régimen).

Los totalitarismos, o regímenes totalitarios, se diferencian de otros regímenes autocráticos por ser dirigidos por un partido político que pretende ser o se comporta en la práctica como partido único y se funde con las instituciones del Estado. Estos regímenes, por lo general exaltan la figura de un personaje que tiene un poder ilimitado que alcanza todos los ámbitos y se manifiesta a través de la autoridad ejercida jerárquicamente. Impulsan un movimiento de masas en el que se pretende encuadrar a toda la sociedad (con el propósito de formar un hombre nuevo en una sociedad perfecta), y hacen uso intenso de la propaganda y de distintos mecanismos de control social y de represión como la policía secreta o los campos de concentración

Antimasonería
Represión de la masonería por los totalitarismos

A lo largo de su historia, la Masonería ha sido víctima de numerosos atropellos por parte de Gobiernos que encuadran con la definición de totalitarismos. Estos atropellos han ido desde la simple prohibición de reunirse, pasando por las penas de prisión y llegando hasta la pena de muerte (por el simple hecho de ser Masón).

Europa ha sido en la principal zona geográfica donde tuvo lugar la represión del Totalitarismo contra la Masonería .


La Masonería ha sido acusada simultáneamente de ser afín al comunismo y al capitalismo burgués, según fuese un totalitarismo de derechas o izquierdas quien necesitaba justificar sus medidas de represión contra la masonería.


Totalitarismos de Izquierdas

Régimen Soviético de la U.R.S.S. Represión en Rusia

Después que el movimiento bolchevique tomara el poder en Rusia , las logias masónicas fueron toleradas por algún tiempo.

En el IV Congreso Mundial de la Internacional Comunista tuvo lugar en Moscú , entre el 30 de noviembre y el 5 de diciembre de 1922 formalmente se declaró que la masonería era contraria a la ideología comunista . Se pidió a todos los comunistas darse de baja de la masonería o del partido comunista.

León Trotsky definió la masonería como "una ideología de concepción burguesa contraria en sus principios a la dictadura del proletariado, que tiende a establecer un Estado dentro del Estado". Ningún comunista que había sido masón pudo presentarse durante un período de dos años a ningún puesto del partido. Ante tal situación algunas logias se disolvieron inmediatamente, mientras que otras continuaron con una existencia en precario.

Cuatro años después cuando el masón Astromov solicitó a Stalin , que permitiese a la masonería seguir operando a pesar de la sanción oficial. Astromov había fundado cuatro logias en Leningrado , Moscú , Tiflis y Kiev . Se procedió al arresto, tortura y encarcelamiento de 30 conocidos masones (incluidos todos los oficiales de las cuatro logia fundadas por Astromov). Astromov también fue detenido, e interrogado y poco después de ser liberado moría a la edad de 76 años. La masonería desapareció totalmente durante los restantes años de gobierno soviético.

Tras el colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas reaparece la masonería en Rusia y en otros países que formaban parte de la esfera soviética. de Disertations on Russian Freemasonry

Represión en Letonia

Letonia fue ocupada por el ejército soviético el 17 de junio de 1940, según los términos del Pacto Molotov-Ribbentrop , convirtiéndose en la República Socialista Soviética número 15. Las logias Letonas fueron cerradas al poco tiempo de la ocupación por fuerzas Sovieticas, y siguieron clausuradas durante la posterior ocupación por Fuerzas Nazis en 1941 .

espués de la guerra todas las actividades masónicas en Letonia fueron estrictamente prohibidas por el partido comunista.
Una vez restaurada la independencia de Letonia en 1991 no reaparece la Masonería en sino hasta 1993 . de Gran Logia de Letonia

Represión en Lituania

En 1940 la ocupación sovietica marca un final abrupto de la masonería en Lituania .

A partir de 1990 con la restauración de la independencia de Lituania se empiezan a sentar las bases de la futura masonería Lituana que no seria una realidad hasta el 27 de agosto de 1993. de la Gran Logia de Lituania

Represión en Hungría
En 1919 , Béla Kun proclamó la dictadura del proletariado en Hungría . Esto marcó el inicio de redadas por parte del ejército hungaro contra las logias masónicas junto con robos y en ocasiones destrucción de las bibliotecas, registros, archivos y obras artísticas masónicas.

Varios edificios masónicos fueron confiscados y usados para exposiciones anti-masónicas. La masonería fue proscrita por ley por medio de un decreto en 1920 .

En la Hungría de después de la guerra, las logias fueron descritas como "lugares de reunión de elementos capitalistas, amigos del imperialismo occidental, enemigos de la república democrática."
Represión en Bulgaria

En septiembre de 1945 el Ejército Rojo invade Bulgaria , y promueve a los comunistas locales al poder, estableciendo una dictadura comunista .

La masonería que ya había sido ilegalizada en el 1941 (antes de la llegada de los soviéticos), aunque sigue siendo proscrita por el nuevo régimen de signo totalmente contrario al anterior. No volvieron a permitirse las logias masónicas sino hasta 1992. Gran logia de Bulgaria

Represión en Checoslovaquia

Después de la toma por lo comunistas de Checoslovaquia en 1948 , la situación de los masones se volvió muy difícil.

Finalmente el 1 de Abril de 1951 la Gran Logia de Checoslovaquia decidió interrumpir todas las actividades masónicas de sus 15 logias. Los masones Checoslovacos tuvieron que esperar 40 años para poder reiniciar sus actividades. De los 779 miembros que había en 1951 solo el 3% permanecía vivo en 1990 . El 17 de Noviembre de 1990 las logias Narod, Dilo y Most resumieron sus actividades masónicas. Logia Most de la República Checa

Represión en Polonia

En el año 1938 la Masonería fue ilegalizada en Polonia por decreto de la Presidencia Polaca.El rito que funcionaba era Le Droit Humain

Totalitarismos de Derechas

Régimen Nazi
Represión en Alemania

No me olvides

Antes de la llegada del nazismo, la masonería alemana era la segunda más importante del mundo tanto en número de logias como en número de masones. En los años 30 existían 10 Grandes Logias que consistían de 690 logias y alrederdor de 70.000 masones.

En 1937 el régimen nazi de Alemania declara a la Masonería "enemiga del Estado", los archivos y la propiedad de la masonería fueron confiscados. Muchos masones fueron enviados a los campos de concentración por el simple hecho de ser masones.

Los registros preservados por el Reichssicherheitshauptamt muestran la persecución que sufrieron los masones. A pesar que no se sabe con certeza el número exacto, se estima que entre 80.000 y 200.000 masones fueron exterminados por el régimen nazi, en la Europa conquistada o influída por los nacional-socialistas.

En 1948 la pequeña flor de color azul llamada "no-me-olvides" fue adoptada como signo distintivo masónico en la primera Convención Anual de la Gran Logia Unida de Alemania de Masones Antiguos Libres y Aceptados. Hoy día sigue usándose en memoria de aquellos que han sufrido en nombre de la masonería, especialmente en Alemania durante el Tercer Reich.

En Mein Kampf , Adolf Hitler escribe que la masonería ha "sucumbido" a los judíos y se ha convertido en un "excelente instrumento" para combatir por sus intereses y para usar sus "hilos" para tirar del nivel superior de la sociedad en pro de sus designios. Él continúa, "La parálisis general del instinto de auto-preservación nacional de la sociedad empezó por causa de la masonería"

La masonería fue prohibida en todas las naciones aliadas con los nazis o bajo su control; incluidas Japón , Noruega y Francia .

Represión en Austria

Entre 1934 y 1936 fueron cerradas varias de las más prominentes logias de Austria .

El 12 de Marzo de 1938 la Gestapo tomo posesión de la Gran Logia de Viena , los archivos de la Gran Logia desaparecieron.

El Gran Maestre Dr.Richard Schlesinger fue arrestado. Murió al poco tiempo de ser puesto en libertad como consecuencia del duro trato recibido.

Represión en Holanda
 
Las fuerzas nacional-socialistas de Alemania tras la invasión de Holanda , asaltaron el edificio de la Gran Logia Hague en Mayo1940 impidiendo el acceso al edificio. En septiembre de 1940 todas las posesiones de la orden fueron confiscadas.

El entonces Gran Maestre , Herman Van Tongeren fue arrestado en octubre de 1940, y posteriormente murió el 29 de marzo de1941 , mientras se encontraba prisionero en el campo de concentración de Sachsenhausen , en Alemania. Chronological History of Freemasonry in the Netherlands

Represión en Bélgica

El 24 de Agosto de 1940 comenzaron las confiscaciones de material masónico por parte del ejército invasor nazi de Alemania. Las lógias masónicas fueron de las primeras instituciones de Bélgica en ser sistemáticamente asaltadas; primero por las Sicherheitsdients (Servicio de Seguridad), seguido de cerca por las Einsatzst Reichsleiter Rosenberg. Masonic losses during the second world war in Belgium

Represión en Checoslovaquia

En Checoslovaquia existían dos Grandes Logias antes de la invasión Nazi (Nacional Socialismo de Alemania). Gran Logia Lessing zu den drei Ringen, estaba formada principalmente por Judíos y Germano-hablantes.

Gran Logia Nacional de Checoslovaquia que trabajaba en lengua Checa.

Cuando las fuerzas Nazi invadieron el país en Marzo 1939 , consiguieron los nombres de numerosos Masones (entre 3.000 y 4.000), los cuales fueron arrestados rápidamente y algunos de ellos fueron enviados a campos de concentración.

El Dr. J. Sedmik y el Dr. V. Glavac fueron torturados, encarcelados por 2 años, y posteriormente asesinados. Menos del 5% de los masones consiguieron huir, algunos encontraron asilo en Inglaterra donde formaron la Gran Logia Comenius en el Exilio.

Represión en Francia

Durante la ocupación de Francia por el ejército Nacional Socialista de Alemania (Nazi) tuvieron lugar la confiscación por parte del gobierno de Vichy de la documentación masónica de las distintas logias, los cuales fueron almacenados en el Castillo de Silesia .

Represión en Bulgaria

El 23 de Enero de 1941 el Parlamento de Bulgaria bajo la influencia de las potencias del eje (incluidos Nazis) emitió la Ley de la defensa de la Nación que prohibía la existencia de Logias masónicas en el territorio de Bulgaria. Gran logia de Bulgaria

Represión del Fascismo en Italia

Benito Mussolini decretó en 1924 que los miembros del Partido Fascista que fueran masones debían abandonar una u otra organización.

Es notable el caso del General Capello , uno de los más prominentes fascistas, y que también fue Diputado Gran Maestre del Grande Oriente de Italia, el cual se dio de baja del Partido fascista y mantuvo su pertenencia a la Masonería. Posteriormente en menos de un año fue arrestado y sentenciado a 30 años de cárcel.

En 1925 Musolinni disolvió la masonería en Italia bajo la acusación de que era una organización política. En una carta abierta al Duce el Gran Maestro del Gran Oriente, Domizio Torrigiani , tuvo el coraje de defender la idea de la democracia y la libertad de pensamiento. El precio que pagó por tal osadía fue el destierro e la islas Lipari y al poco tiempo murió.

Cientos de destacados masones compartieron el exilio en Lipari. En el máximo punto de agitación antimasónica (1925 - 1927 ), escuadrones de camisas negras penetraron en las casas de masones conocidos de Milán ,Florencia y otras ciudades, y asesinaron al menos a cien de ellos.

Represión en España

Primo de Rivera. En 1927, bajo la Dictadura de Primo de Rivera , se prohibió la masonería. La situación de los masones no fue fácil durante el período, no tanto porque hubiera una política centralizada contra la masonería, sino porque el funcionamiento de las logias fue dejado al arbitrio de los gobernadores civiles. Con lo que los trabajos masónicos fueron prohibidos en algunas regiones de España y autorizados o simplemente ignorados en otras regiones.

Régimen franquista

Durante el gobierno del General Francisco Franco se quiso relacionar a la masonería con el comunismo y con el judaísmo, a pesar que la masonería se define a sí misma como apolítica y adogmática.

El 15 de septiembre de 1936 se publicó su primer decreto contra la Masonería, cuyo primer artículo dice así: La Francmasonería y otras asociaciones clandestinas son declaradas contrarias a la ley. Todo activista que permanezca en ellas tras la publicación del presente edicto será considerado como reo del crimen de rebelión. Pero en esa fecha, muchos masones españoles habían sido ya fusilados.

Desde comienzos de 1937 la Secretaría Particular de Franco (Delegación de Servicios Especiales) se dedicó a reunir primero enBurgos , y después en Salamanca , toda documen-tación posible sobre logias y masones. En el mes de mayo de 1937 era nombrado Marcelino Ulíbarri director del Servicio de Recuperación de Documentos, cuya sede definitiva estuvo en Salamanca, con el objetivo de reunir un gran fondo documental que permitiera al franquismo llevar a cabo la depuración total de cualquier vestigio de filiación masónica.

Como balance cuantitativo puede asumirse el informe de la asamblea anual de la Masonería, que se celebró en Madrid los días 15 y 16 de diciembre de 1937 , según el cual todos los hermanos que no habían podido huir de la zona franquista habían sido asesinados.

El 21 de diciembre de 1938, Franco decretó que todas las inscripciones o símbolos de carácter masónico o que pudieran molestar a la Iglesia católica fueran eliminados de todos los cementerios de la zona nacional en el plazo de dos meses.

La Masonería vuelve a quedar incursa en la ilegalidad franquista en la célebre Ley de Responsabilidades Políticas, de 9 de febrero de 1939 , donde, junto con todos los partidos del Frente Popular y sindicatos, se declaran (una vez más) fuera de la ley todas las logias masónicas.

El 1 de marzo de 1940 se dictó la principal ley antimasónica del Régimen, la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo. Las penas iban desde la incautación de bienes hasta la reclusión mayor. Los masones, aparte de las sanciones económicas, quedaban automáticamente separados de cualquier empleo o cargo de carácter público. Se establecieron penas de veinte a treinta años de prisión para los grados superiores, y de doce a veinte para los cooperadores. La depuración llegaba a tal extremo que impedía formar parte de un "Tribunal de Honor" a quien tuviera algún pariente masón hasta segundo grado de consanguineidad. Con esa misma fecha quedaba constituido el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, Tribunal que estuvo en vigor hasta la creación del Tribunal de Orden Público en 1963 . El de la Masonería fue suprimido el 8 de febrero de 1964 .

En los Archivos Generales de la Guerra Civil Española permanecen guardados los sumarios por "delito de masonería" del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo .

En 1952 , el jefe del estado español Francisco Franco publicó bajo el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos antimasónicos en los periódicos de la posguerra, publicados todos ellos más tarde en el libro Masonería.2

Represión de la Masonería en Portugal

Tras el golpe de estado del 28 de Mayo de 1926 António de Oliveira Salazar asumió el poder dictatorial de Portugal , dando fin a la democracia instaurada en 1910.

El 16 de Abril de 1929 la Guardia Republicana Nacional y la Policía asaltaron y capturaron las oficinas del Grande Oriente Gremio Lusitano , deteniendo a todos los masones presentes. Se confiscaron todos los documentos encontrados.

En vista de la nueva situación José da Costa Silva (masón) del Grande Oriente decretó que las logias se organizasen en números pequeños que fuesen difíciles de detectar por espías.

Salazar consiguió suprimir las libertades políticas dando cacería a sus oponentes y encarcelándolos. Esto llevo al exilio a numerosos masones (1931 -1935 ).

El 21 de Marzo de 1935 la masonería fue prohibida en todo Portugal por medio de la ley 1901 que disolvía el Grande Oriente Gremio Lusitano y la ley 1950 que transfería todos los archivos y propiedades de la masonería a la Legión Portuguesa. Muchas insignias y documentos del Gremio Lusitano fueron depositados en el PVDE (Policía Secreta). La masonería no retornó a la normalidad en Portugal hasta 1974 .

Síntesis historiada del pensamiento francmasónico progresista


Nuestros lectores habrán advertido que en este Blog, se suceden notas relaivas a la Historia de la Masonería, sus orìgenes y las versiones que sobre todo ello existen en nuestro ámbito. Pero a no alarmarse, no pretendemos convulsionar el lamentable "statu quo" que reina en estos tiempos en él, sino disponer par los interesados del vasto material inédito que sobre esta cuestión existe en los polvorientos estantes de algunos archivos. Existe en la actualidad un considerable número de estudiosos e interesados en la búsqueda de la Verdad, que contrasta con la actitud de ciertos "iniciados", que tratan de desalentar los estudios e investigaciones sobre nuestros orígenes e historia verdadera. También existen aquellos que condicionan el ingreso a la Institución masónica, de profanos a los que se les exige credulidades, aceptaciones y espantajos que violan los principios de "Libertad" que sostiene la doctrina masónica. Por eso es que nos hemos constituido, como sostenía el frontispicio del diario Crítica, de Buenos Aires, "en un tábano sobre el caballo, para mantenerlo despierto".

Un resumen sobre el accionar de Oliverio Cromwell contra el régimen autocrático y la reorganización de la Francmasonería inglesa excluyendo a los elementos adictos al clero y a la nobleza.

Material inédito sobre aspectos históricos de la francmasonería

Por el V:. H:. Ricardo E. Polo

El 11 de Febrero de 1629 surge la figura del eminente Francmasón Oliverio Cromwell, pronunciando en la Cámara de los Comunes su primer discurso lleno de crítica y de audacia contra el régimen autocrático de Carlos I: éste no soporta las medidas que toma la Cámara para detener sus desenfrenos, y el 2 de Marzo de 1629, prende a nueve de los más activos diputados, disuelve el Parlamento, y se proclama públicamente dictador. La dictadura monárquica dura 11 años, produciendo la guerra civil y el suplicio del rey. El establecimiento de la dictadura del rey marcó el principio de la nueva era de la Francmasonería inglesa, que agrupaba a los elementos progresistas opuestos al gobierno monárquico.

Los hombres de la Francmasonería, por las circunstancias reinantes abandonaron sus tareas de carácter científico y educacional y se convierten en directores políticos del movimiento revolucionario, para destruir la minoría de privilegiados que pretendían, por medio de la tiranía y el despotismo, oponerse al progreso y convertir en esclavos a los hombres libre.

Durante dos años se reúnen en Logias los directores de la oposición, después de la disolución del tercer Parlamento por Carlos I. Examinados detenidamente los acontecimientos, así como las medidas para corregirlos, se acordó lo siguiente:

1o.- Reorganizar la Francmasonería inglesa excluyendo a los elementos adictos al clero y a la nobleza.

2o.- Agrupar en logias a los directores del movimiento revolucionario de todo el país con el objeto de coordinar los trabajos de organización contra la dictadura.

3o.- Proclamar como principio básico de la Francmasonería inglesa, la lucha por la abolición de la monarquía y el establecimiento de la República.

4o.- Propagar la necesidad del movimiento revolucionario popular para derrocar la tiranía y castigar severamente a los culpables.

5o.- Adiestrar secretamente un ejército para la defensa del Parlamento.

Diez años trabajaron intensamente las logias preparando dentro de un secreto absoluto a los hombres que asestaran el golpe mortal a la monarquía; no fue inútil su trabajo.

El día 3 de Noviembre de 1640, se reunió el quinto Parlamento (el Parlamento Largo), y las agrupaciones Francmasónicas disponían de un grupo considerable de diputados, todos instruidos, oradores notables y políticos hábiles respaldados por un pequeño ejército con el nombre simbólico de hermanos rojos compuesto por gente responsable y abnegada dispuesta a luchar por la causa sagrada del pueblo.

Los hermanos francmasones Fairfax y Cromwell eran los jefes elegidos.

La batalla se libró, cuando Carlos I se encontraba vencido en poder del supremo comandante de las tropas del Parlamento, los diputados presbiterianos iniciaron afanosamente una campaña para llegar a un acuerdo con el rey y terminar la guerra civil; esto cambió las cosas, pues se trató de licenciar al ejercito vencedor; pero éste protestó y marchó sobre Londres el 6 de Agosto de 1647, desobedeciendo el decreto que lo obligaba a mantenerse alejado; ante esa actitud la Cámara revocó todas las resoluciones de carácter reaccionario que favorecían a la monarquía, pasando por entero el poder a manos de la izquierda parlamentaria.

Los presbiterianos al verse desplazados, pidieron el apoyo de los escoceses, armaron un nuevo ejército bajo el mando del duque de Hamilton y emprendieron la marcha hacia Inglaterra, Cromwell salió a combatir el nuevo brote reaccionario, derrotando a Hamilton y penetrando a Escocia. El 9 de Octubre de 1648 la Cámara recibió el informe de la terminación de la campaña y de la renovación del Parlamento escocés favorable a la unión entre Inglaterra y Escocia; entre tanto los presbiterianos y los monárquicos, aprovechado la ausencia del ejército, nuevamente inician las conversaciones con el rey; entonces el jefe militar manda poner preso a Carlos y lo saca de la isla de Wight. La Cámara de los Comunes se indigna por este hecho; censura la medida y pretende continuar las negociaciones provocando un choque entre el ejército y el Parlamento que da por resultado la expulsión de más de cien diputados de los más agresivos de la reacción al pretender asaltar al día siguiente al palacio de Westminster. Cuando Cromwell volvió de Escocia, trajo muchos comprobantes relacionados de la traición de los presbiterianos; el más comprometedor fue el texto del pacto con los monárquicos contra los puritanos y el ejército.

En vista de estos sucesos se convocó a los directores de las principales agrupaciones Francmasónicas y puestos a discusión los informes documentales, se llegó a la conclusión de que solamente con la desaparición del rey y la proclamación de la República quedarían a salvo los principios por los que se lucho durante siete años. A petición de los diputados del Partido de los Independientes, la Cámara de los Comunes decidió procesar al monarca.

El día 20 de Enero de 1648 Carlos I compareció ante sus jueces. Bradshaw, presidente de la Alta Corte, se dirigió a Carlos:

Carlos Eduardo, rey de Inglaterra: Los comunes de Inglaterra reunidos en parlamento, profundamente convencidos del daño que se ha causado a esta nación y del que vos sois considerado el máximo responsable, han resuelto consideraros reo de crimen capital; a tal objeto han constituido esta Alta Corte de Justicia, ante la cual comparecéis hoy. Escuchad las acusaciones que pesan sobre vos.

El acusador Coke leyó el acta de acusación. Se escuchó la contestación del rey y tres días después la Alta Corte pronunció la sentencia condenatoria.

El 30 de Enero de 1648. (23 de Enero de 1649 del nuevo calendario) el rey fue decapitado en Whitehall. El mismo día la Cámara declaro traidores a quiénes se proclamaran sucesores de Carlos I.

El día 6 de Febrero del mismo año se decretó la desaparición de la Cámara de los Lores y se hizo la siguiente declaración: que la experiencia ha demostrado que la función del rey es inútil en el país, gravosa y peligrosa para la libertad, la seguridad y el bien del pueblo y que por consiguiente, dicha función queda abolida" y la República fue proclamada, sustituyendo el derecho divino de los reyes con la voluntad popular.

La proclamación de la libertad de prensa y de conciencia religiosa desató la furia del clero y de los monárquicos quiénes hicieron un levantamiento armado en Irlanda y preparaban otra rebelión en Escocia, invitando para encabezarla al príncipe de Gales, a quien más tarde proclamaron rey con el nombre de Carlos II. Los partidarios de estos grupos rebeldes que residían en Londres, tomaban medidas para debilitar al ejército, y dividir las masas populares que apoyaban al nuevo régimen.

Para sofocar este movimiento fue nombrado por la Cámara a Cromwell, quien logró reducirlo al orden y volvió a Londres donde fue recibido solemnemente.

El 26 de Junio de 1650, la Cámara de los comunes decreta el nombramiento de Cromwell, Capitán General y Comandante en jefe de todas fuerzas llamadas o que se llamen bajo las armas por la autoridad del Parlamento de la República de Inglaterra. Inmediatamente le confió la pacificación de Escocia.

Durante dos meses Cromwell buscó infructuosamente la solución pacifica, y al fin el ejército inglés con once mil hombres se enfrentó a veintidós mil escoceses cerca de Dumbar; la lucha fue sangrienta para los escoceses aunque breve, terminando con la victoria aplastante de Cromwell.

Todavía tuvo Cromwell que luchar contra Carlos II durante un año; pero al fin lo aniquiló en Worcester el 3 de Septiembre de 1651; con esta batalla se consideró terminada la guerra civil y estabilizada la República en Inglaterra.

Nuevamente se reunieron los directores de la Francmasonería inglesa considerando su misión guerrera terminada con el establecimiento del régimen republicano, se reintegran a sus labores constructivas, y a Cromwell se le nombró Director Principal ad vitam y se le rindieron los honores justos a todos los desaparecidos, a los colaboradores, y a los que lo acompañaron hasta la última victoria.

En esta reunión se redactó definitivamente la Carta de Constitución de la Francmasonería inglesa, que posteriormente fue aceptada en calidad de Limites o Landmarks de la Francmasonería Universal en substitución de los Principios básicos de la Francmasonería aprobados en París en el año de 1523.

La diferencia entre los Limites de París de 1523 y los de Londres de 1651, es relativamente poca y consistió en la modificación de la redacción de los artículos 13, 16 y 17, precisando los objetivos de la Francmasonería con relación a las necesidades de la época más moderna; la modificación fue la siguiente:

Artículo 13 - Por la implantación de la enseñanza laica en las escuelas.

Articulo 16 - Por la abolición de la esclavitud humana.

Articulo 17 - Por la abolición de las monarquías y el establecimiento de Repúblicas.

La proclamación de la lucha contra las monarquías y el reconocimiento del régimen republicano como ideal, tuvo gran influencia en las luchas política de Europa y originó la idea de la fundación de las Repúblicas Norteamericanas por los puritanos ingleses y posteriormente la formación de las Repúblicas latinoamericanas.

El intelectual Oliverio Cromwell, quien fue iniciado en la Logia Francmasónica de Cambridge, a los 20 años de edad demostraba con claridad en sus prédicas, el fondo económico de todos los problemas religiosos de Inglaterra, y recomendaba a sus oyentes la necesidad imprescindible de luchar por la abolición de los privilegios de las castas, y el establecimiento de la igualdad absoluta de las clases ante la Ley. Siete años trabajó Oliverio en la Logia asistiendo casi diariamente con sus hermanos de mayor confianza en bodegas, sótanos, oscuras callejuelas, etc., preparando nuevos adeptos bajo toda clase de peligros, persecuciones, martirios, encarcelamientos y destierros. De estos centros secretos de estudio salieron los hombres preparados que dirigieron la organización de los partidos políticos, ligas, sociedades, federaciones, sectas, etc., que luchaban contra la tiranía monárquica y clerical, deseosos de gobernarse así mismos.

El 16 de Diciembre de 1653 fue promulgada la Constitución de la República y Cromwell proclamado su Protector, cargo similar al de Presidente de la República, vitalicio.

Durante el protectorado de Cromwell, el gobierno de la República logró normalizar el país económicamente, se impulso la industria y el comercio, se mejoró la educación pública, se reorganizó la justicia se mejoró la flota guerrera y mercante, aseguró el dominio de los mares, se restablecieron las relaciones con casi todos los países de Europa, se aseguró la libertad de conciencia para todas las sectas protestantes, se puso dique a los desmanes de los episcopales y papistas, y se dio guerra sin cuartel a los opresores monárquicos.

Entre tanto los monárquicos de Europa, con el dinero de Luis XIV de Francia y de los orangistas de Holanda y el clero católico provocaban levantamientos de los irlandeses con la ayuda pecuniaria del Vaticano; los episcopales trabajaban por cuenta de la nobleza y de los acaudalados ingleses que amasaron sus fortunas durante el régimen monárquico desaparecido. La labor destructiva no prosperaba y sus autores sufrían castigos ejemplares mientras vivía Cromwell. Desgraciadamente, el 3 de Septiembre de 1658 murió el Protector de la República y su hijo Ricardo por nombramiento del Consejo de Estado lo sucedió en el puesto. Pero Ricardo carente de la experiencia para gobernar un pueblo, no pudo contener a los enemigos de la República, lo obligaron a abandonar el protectorado, y se reinstaló la monarquía que liquidó a la República, y que desato contra la Francmasonería y todos sus aliados progresistas, una persecución feroz con la intención de liquidarla. Por orden de Carlos II se profanaron las tumbas de Cromwell, Bradshaw, Ireton y Pride; sus cabezas fueron clavadas en la sala de Westminster, el 14 de Febrero de 1661.

La caída de la República inglesa y la restauración de la monarquía de los Estuardos, no detuvo el movimiento progresista. La revolución había creado en los ingleses un espíritu de resistencia colectiva que servía para defender sus intereses en peligro.

Carlos II murió repentinamente en Febrero de 1685. El duque de York, hermano de Carlos, Jefe del partido católico, le sucedió con el nombre de Jacobo II, quien siguió la política de sus antecesores y entregándose al clero católico.

Sus arbitrariedades produjeron tanto descontento que se temía una revolución. Los Francmasones, los anabaptistas, los cuáqueros, etc., se preparaban para asumir la dirección del movimiento ante los abusos de los papistas encabezados por el rey.

Ante el temor del resurgimiento de la República, los episcopales y los calvinistas resolvieron conciliar sus intereses, y convinieron en invitar al protector de los calvinistas holandeses, Guillermo de Orange, a posesionarse del trono inglés derrocando a Jacobo II.

Guillermo accedió a la invitación de los calvinistas escoceses, y marchó en calidad de protector de Inglaterra y defensor de la religión protestante, y derrocó a su suegro Jacobo II.

Convocó a una convención que desconoció a los Estuardos, excluyendo para siempre a los católicos del trono de Inglaterra, siendo invitado a ocupar el trono vacante con el nombre de Guillermo III, previo reconocimiento de la supremacía del Parlamento, y haciendo promesa de una declaración de los derechos. Esta declaración sirvió posteriormente como base para una nueva Constitución monárquica, con un rey inactivo. Los nuevos gobernantes proclamaron el suceso como la revolución gloriosa de 1689". Los republicanos fueron excluidos del gobierno, y se inició nueva persecución contra la Francmasonería Progresista.

Para mermar la fuerza de ésta, los nuevos gobernantes protegían la formación de Logias seudomasónicas, bajo la dirección de los calvinistas, tomando como modelo la estructura de las Cofradías católicas.

La persecución dio origen a la depuración de la Francmasonería Progresista, apartado de sus filas a todos los elementos sospechosos y derechistas que se unieron a la Monarquía Constitucional.

Los liberales progresistas, aunque no abandonaron la lucha por la República en el suelo inglés, volvieron los ojos hacia América del Norte, donde se cristalizaba un movimiento progresista con tendencia de independencia de Inglaterra monárquica.

Al fallecer Guillermo III, en Marzo de 1702, le sucedió su cuñada, hija de Jacobo II. El 12 de Mayo de 1707 se proclamó la unión de Escocia con Inglaterra, bajo el nombre de Gran Bretaña.

La reina Ana murió en 1714, y el Parlamento llamó a Jorge, elector de Hanover, para ocupar el trono.

El poder pasó en manos de la nueva aristocracia, la del dinero, que era intransigente. Los nuevos gobernantes viendo definitivamente, estabilizada su situación político-económica, resolvieron liquidar el último reducto progresista, o sea la Francmasonería que les estorbaba con su filosofía materialista y con el radicalismo de su programa de lucha. La tarea se encomendó a los calvinistas que tenían una amplia experiencia adquirida en Holanda en la lucha de los orangistas contra el partido republicano de los regentes, que fueron los que prepararon cuidadosamente el terreno para consumar la disidencia en las filas progresistas; para este objeto fundaron con ayuda y protección del gobierno, varias logias seudofrancmasónicas, con elementos conservadores y, además, se valieron de algunas Cofradías reaccionarias existentes desde las monarquías absolutistas.

Para formar la primera Gran Logia seudofrancmasónica fueron escogidas cuatro Cofradías, las más antiguas de Londres, que fueron las llamadas Logias de las tabernas: la del Ganso, la de la Corona, la del Manzano y la del Romano, controladas totalmente por el clero calvinista.

Los componentes de estas Cofradías, reunidos en pleno se constituyeron en Gran Logia y nombraron una Comisión compuesta por Kin Calvert, Hadden, Desagulliers, Payne y Anderson, a la que encomendaron la elaboración del Proyecto de las Constituciones de esta Gran Logia, relativo a la organización de una seudomasonería de espíritu netamente conservador que anima a las antiguas Cofradías y sus principios constitucionales así como los usos trasmitidos por la tradición, desde la Edad Media. Se resolvió excluir de esta augusta masonería, a los hombres de oficio y a los del Arte de edificar, propiamente dicho, proclamándose los constituyentes como francmaso-nes constructores de los Templos simbólicos.

Así que la tarea de la Comisión de Anderson y socios consistía en formular las bases constitucionales ideológicas y de organización que pudieran justificar los preceptos jurídicos para las nuevas agrupaciones que se destinaban a ser útiles tanto a la monarquía constitucional de la Gran Bretaña, como al clero calvinista y episcopal y a los grupos sociales que participaban en el control del poder público. La Gran Logia seudomasónica se constituyó el día 24 de Junio de 1717, en la Taberna del Ganso y la Parrilla y fue elegido como su gran maestro Antonio Sayer, sucediéndole al año siguiente y en la misma fecha, el anticuario Jorge Payne; a éste el clérigo calvinista de origen francés Juan Teófilo Desagulliers.

En el año de 1720 fue electo nuevamente Jorge Payne, quien presentó al terminar su período, el primer proyecto de Constituciones que fue desechado. A Payne le sucedió el duque Juan de Montagu en el año de 1720, quien nombró a los clérigos Anderson y Desagulliers para que elaboren un nuevo proyecto. Jaime Anderson, escocés, nació en Edimburgo el 5 de Agosto de 1684, se cambió a Londres en fecha que se ignora, donde obtuvo el cargo de clérigo de la iglesia presbiteriana escocesa de la calle Swallow, Piccadilly. Al recibir el encargo de preparar el proyecto de la Constitución se puso a reunir los datos convenientes y los presentó a la consideración de la Asamblea de su Gran Logia el día 27 de Diciembre de 1721. El 25 de Marzo de 1722, la obra de Anderson fue aprobada y se ordenó su impresión que se llevó a efecto en 1723.

La obra de Anderson principia como todas las obras clericales de este género, con una relación imaginaria respecto a la descendencia de la masonería de Ad n, personaje bíblico muy conocido, y termina con unos principios y reglas, parecidos a los elaborados por los disidentes holandeses e ingleses del siglo XVIII, para la formación y funcionamiento de las agrupaciones dogmáticas, semi-religiosas, místicas y apolíticas a las que llama logias Francmasónicas, presentados bajo seis títulos:

El primero se refiere a Dios y a la religión; el segundo, a la obediencia incondicional a la autoridad civil en sus distintas jerarquías; el tercero, a las logias y a sus miembros; el cuarto, a la división de los miembros de las Logias, en maestros, vigilantes, compañeros y aprendices, para ocupar puestos en la Gran Logia; el quinto, al reglamento de los asociados durante el trabajo; y, el sexto, a la conducta de los miembros en Logia, fuera de ella, en casa, entre los vecinos y con los compañeros extranjeros.

Con la aparición de la seudofrancmasonería centralizada, se inicia una época de lucha a muerte contra la Francmasonería Progresista. Esta lucha estaba dirigida por el clero calvinista y episcopal con apoyo del gobierno inglés de entonces, acusando a los francmasones progresistas de felonía por haber roto y violado el Estatuto de Trabajadores, o sea, la ley enderezada contra los masones libres.

Para acabar con el movimiento progresista los seudofrancmasones exigían de todas las Logias libres de Londres y Westminster, la sumisión a su Gran Logia y proclamaban como irregulares y rebeldes a las que no se sometían, amenazándolas y persiguiendo a sus directores.

En sus constantes atropellos contra la libertad de asociación contaban con el consentimiento y apoyo del gobierno conservador, y no desperdiciaban ocasión para falsear los hechos con el propósito de conseguir sus objetivos; esta es la historia de la Francmasonería Progresista, y el origen de la seudomasonería de origen religioso y monárquico