Blog masónico de Ricardo E. Polo

jueves, 4 de marzo de 2010

Sobre las Constituciones y la enseñanza en las Logias


Por el V:. H:. Ricardo E. Polo

“Por eso, el que posee una virtud integral tiene algo de gran valor para decir y compartir con la gente. Su propósito no es compartir la excelencia de su mente, ni desplegar su gran compasión. Simplemente, es la responsabilidad natural del que puede ver, que le avisa al jinete ciego que cabalga un ciego caballo, que se está dirigiendo al abismo”. (Lao Tze (604 a.C.-¿520 a.C.?, Estado de Chu, China)

Asistimos en estos días a un desconcierto, promovido por una frase tal vez desafortunada.

Sin embargo, deberíamos considerar algunas reflexiones.

Primeramente y a conciencia, asumir si se conoce o no qué es el Rito Primitivo, aludido como presunta antinomia del REA y A..

Si así fuese y los HH:. no conocen el Rito, sería conveniente la búsqueda de su contenido, que se encuentra alojado en la Web con toda claridad y extensión.

Considerar una antinomia el Rito Primitivo con relación al R:.E:.A:. y A:. me parece una inconsecuencia.

Y es más, hasta tengo la certeza de que la frase --un tanto descomedida-- del Q:.H:. Genaro de Jesús Mena Lizama, no debiera ser tomada como una agresión sino como una velada ironía.

¿Por qué...? Pues, si los QQ:..HH:. me lo permiten y avalada mi intervención por los años que llevo en la Orden (48 a la fecha...) puedo, sin temor a pecar de exagerado, decir que en estos "últimos" tiempos (esos años...) he observado en los Talleres una pronunciada curva descendente en materia de estudios masónicos.

Observo que en nuestros Talleres se ha ido desvirtuado el carácter "estudioso" de los temas en L:. [en el sentido casi místico de profundizarlos] reemplazándolo meramente, por el desarrollo del Ritual a lo largo de la Tenida, para "agotar" rápidamente el aspecto formal de su desarrollo.

Luego, la lectura de los Trabajos --cada vez más precarios en su contenido-- casi todos ellos dirigidos a la "interpretación personal" de los Símbolos, tal si como fueran las Tenidas específicamente dedicadas a ese menester. Se advierte esta circunstancia no solo en el seno de la L:. sino ahora, más claramente para todos los masones, fuera del "departamento estanco" de la L:. y en las Listas Masónicas de la Web, donde llegan profusamente tales tratados interpretativos de los símbolos.

No cabe duda que a veces la involución, aparece a la luz de la costumbre como efecto de la evolución. Me refiero a que generación tras generación, la llamita de la luz del conocimiento, se va apagando o precarizando, fruto de una incomprensible sinterización de los conceptos.

Tengo la certeza de que existe una corriente defensora del R:.E:.A:. y A:., que ni siquiera conoce su origen ni sus motivaciones e incluso de sus alcances y contenido. [Confundir, por ejemplo la Constitución de 1523 con la de 1723 y creer que ambas legitiman Límites, Linderos o Landmarks casi dogmáticos y anque teológicos...]

Las formas lo han reemplazado y el Ritual condensado a la lectura de lo que corresponde a la Liturgia de cada una de las Luces.

Después, suele venir la tenida gastronómica.

Lo cierto es que hasta se ha llegado, en nombre del R:.E:.A:. y A:., a la negación de su estructura y sus alcances, cuando con toda desfachatez, sus sostenedores circunscriben el Rito al Simbolismo y no tienen ambages en propagar que allí termina "la verdadera" masonería y que el Filosofismo es "un agregado" vanidoso, circunscrito a la denominación de los grados, hasta el 33.

Sería muy in extenso mencionar todos y cada uno de los desaguisados que tales posiciones promueven entre los masones, al punto de reaccionar frente a ironías como las que el Q:.H:. Genaro ha remitido a la Lista.

Porque en verdad os digo [disculpad la forma mesiánica de expresarlo] en las L:. de nuestro Rito [R:.E:.A:. y A:.] generalmente y por favor, digo "generalmente", se enseña nada.

¿Que quiere decir esto? Que a través de mi experiencia en la Orden conozco "muchísimos" masones que no solo no se han aprendido de memoria [tal como hacen los QQ:.HH.. del Rito de York] el Ritual de los trabajos en L:., sino que durante todos los años de su paso por las L:. no conocen ni la historia, ni los antecedentes, ni el origen de la leyenda, ni las razones, motivaciones que llevaron a masones a fundar otros Ritos, que no son heréticos ni nada parecido, y que conforman la estructura universal de la Masonería.

HH:. que no tienen la menor idea del por qué de la Masonería, de cuáles son sus ideas ni su doctrina --no solo no la conocen sino que hasta la desvirtúan cuando sostienen, mandoble en mano, que la masonería no debe involucrarse en el mundo profano al que ella pertenece como guía --por ejemplo-- o a los principios fundamentales de su existencia, la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, principios que no entienden, no saben a que se refieren y que creen son terminología distintiva y no una permanente búsqueda de alcanzarlos para el progreso del Hombre.

HH:. que creen que las trilogías que sustentamos (también parte de la enseñanza Simbólica...) [Ciencia, Justicia, Trabajo: Ignorancia, Fanatismo, Incomprensión] son meros anunciados y no un compromiso permanente del masón, para que ellas triunfen "para un mundo mejor ante un actual imperfecto” [José Ingenieros]

HH:. que se ocupan y preocupan de las formas y no del contenido. HH:. que proclaman a viva voz su fraternidad y no la practican. HH:.; que no tienen reparos en menoscabar a sus HH:.; HH:. que apenas ven contrariadas sus ideas --generalmente más "personales" que doctrinariamente masónicas-- hacen boicot a sus HH:. y hasta llegan, a sus espaldas, a criticarlos.

HH:. que se soliviantan apenas leen verdades incontrastables; que no gustan de las críticas; que prefieren ser "formalmente fraternos" y escapar, acto seguido, de toda confrontación intelectual que ponga al descubierto las falencias de su formación masónica. Y hasta que eluden las posibilidades de esa formación, saltando a viva voz contra quienes les señalan sus falencias. Y lo que es peor, negándose a reconocer el tenerlas.

La Masonería no es un club social, insisto en ello, donde los masones hacen gala de familiaridades y convencionalismos. Tampoco es un ámbito de jolgorio social, ni siquiera en Pasos Perdidos. Eso es cosa de nuestro tiempo, tal vez de los últimos 40 años y como fruto de una posguerra plena de persecuciones, teorías existenciales, misticismos ajenos al espíritu intelectual, filosófico y científico de la Orden. Fruto del ingreso a ella de profanos con ideas propias incluso en colisión con los fines y propósitos de la Orden. E incluso, además, de HH:. que no tienen pruritos en proclamar que la Orden no es doctrinaria, no es principista y no tiene fines mas allá de las L:.

He leído en estos días, en una Lista Masónica muy importante y de un país hermano, la exhortación de un Masón a los demás masones, a que "regresen al cristianismo original, hagan un examen de conciencia, se confiesen y comulguen, porque la masonería es un aspecto de Jesucristo y a El debiéramos retornar...." Al respecto, por respeto al credo de mis QQ:.HH.. me abstengo de calificar tales ideas. Pero lo expongo para vuestro conocimiento y reflexión.

Si algún HH:. cree que estas son exageraciones de mi parte, solo tiene que detenerse un instante y mirar el entorno.

Habiendo desencadenado en varias oportunidades algunas tormentas intelectuales en las Listas, he observado la intolerancia intelectual y doctrinaria que subyace en, [diré fraternalmente "algunos" HH:.], que tienen la profana costumbre no de discutir las ideas, sino tirarle bombas molotov al H:. que opina. Además de tergiversar los dichos aún cuando están escritos, irse por las ramas incorporando agregados que no se mencionaron, confundiendo términos y expresiones o sencillamente hablando de otra cosa. Nunca he podido saber si es a propósito, si es a despropósito o si hablamos distintos aspectos del idioma castellano.

Cuando más de un Q:. H:. dedique su tiempo a desentrañar el contenido de la frase que dice "Ordo ab Chao" y la asimile al principio fundamental de la Masonería, seguramente cobrará conciencia de qué es lo que procura la Orden en todos los tiempos... Pero para eso, imperiosa y necesariamente, deberá tener la objetividad de analizar el mundo que le toca vivir sin los velos no desgarrados de la objetividad.

Confieso que me tienen harto los calificativos descalificatorios, los sambenitos, la supina estupidez de "clasificar" a los HH:. por lo que dicen, piensan o sostienen y generalmente a manos de quienes no dicen, no piensan y no saben. ¡Pero resulta muy difícil reconocer las propias falencias...! Si alguien pronuncia la palabra "dialéctica", seguramente será sospechado, por lo menos, de "izquierdista"; si la palabra fuese "agnóstico" inmediatamente será sospechado de ateo, y si se atreve a decir que es "ateo", será sospechado de "estúpido libertino"... Los esquemas están a la orden del día. Pero el entendimiento ha de figurar entre los ausentes a la cena. Y qué decir, en tanto, de los que apenas leen una opinión, se ponen a golpear el teclado para "contestarle" al audaz que se atrevió a exponer lo que piensa.

En síntesis, mis QQ:. HH:., hay mucha síntesis en nuestro ámbito. Mucho reproche a quienes escribimos largo... Porque es más sencillo sintetizar, precisamente para decir nada.

Lo cierto es que la pequeña ironía del HH:,. Genaro, que ha dicho que en el R:.E:.A:. y A:. no se enseña nada, ha promovido reacciones que creo han sido estériles... porque en verdad os digo [....] no se si no se enseña nada, porque la frase así redactada quiere decir que se enseña algo... léanla y razónenla bien...

Porque, sin embargo y pese a las "reacciones" ocurridas, tal vez no sea cierto que se enseñe nada... Pero es evidente que se aprende poco y poco es lo que se hace para profundizar tanto el R:.E:.A:. y A:., como todos los demás Ritos que se practican y que no están en colisión con el nuestro.

Por eso, frente a tanto "belicismo" principista, levantemos la puntería.

PD: Una frase para tener en cuenta “Los cráteres de la luna me producen la inquietante sensación de que quizás el hombre ya haya estado allí”. La escribió Albert Einstein (Ulm, 1879-Princeton, 1955; Premio Nobel de Física, 1921)

1 comentario:

  1. Querido amigo. Sin duda se aúnan en vos una larga y fructífera experiencia como Maestro Masón y periodista, dando por resultado trabajos críticos como este y numerosos artículos con profundas reflexiones y poderosas consecuencias. Con una prosa clara y ágil y una coherencia demoledora vas desnudando tabúes y contradicciones que aquejan a la masonería actual.
    Algunos podrán estar en desacuerdo con vos, pero no en el hecho de tu búsqueda incansable para desmitificar diversos aspectos de la institución; en el uso incesante del espíritu crítico, la racionalidad y la estructura argumentativa bien fundamentada en parámetros científicos que trasuntan tus textos.

    ResponderEliminar