Blog masónico de Ricardo E. Polo

viernes, 12 de marzo de 2010

Sobre el Evangelio de Judas - una opinión

Por el V:. H:. Ricardo E. Polo : .   Mar del Plata – Argentina



En los últimos años en el ámbito del idioma ingles, se han publicado un considerable número de artículos por la prensa y libros por editoriales, --de una manera sutil en algunos casos y en otras con suma evidencia--, se presume que mediante los cuales es notable la intención de "modificar" las creencias tradicionales del cristianismo, localizándolo hacia la Iglesia Católica Apostólica y Romana, sin perjuicio de que en forma indirecta, se lo dirija tanto a los protestantes (en todas sus sectas) incluyendo a los ortodoxos griegos, egipcios y rusos.

Primero ha sido con la difusión del ideario Iluminista, luego a través del mítico Priorato de Sión, que reivindicaría el papel de Maria Magdalena como esposa de Jesús y un presunto heredero/a del Mesías, al mismo tiempo y con cierta racionalidad, el cuestionamiento al Concilio de Nicea, en el que todos sabemos que Constantino "fabricó" el actual esquema que rige la estructura de la Iglesia. (La idea de que un heredero de Jesús, convirtiendo a Maria Magdalena en el "grial" transmisor de la sangre real de Jesús a través de un hijo, ha conmovido las intimas fibras del cristianismo ortodoxo, pero no se circunscribe a la problemática eclesial, sino que la trasciende, pues de obtenerse una genealogía de tal herencia ya enferma la mente de quienes quieren refeudalizar el planeta, creando un heredero de una dinastía divina para gobernar este "conflictivo" mundo...)

Los libros de Dan Brown en los que destaca la participación de Leonardo Da Vinci en estos entuertos, relacionados con el Priorato de Sión como uno de sus Grandes Maestres, y que se entremezclan con La Conspiración, Ángeles y Demonios y la cohorte de publicaciones que, colgándose como furgón de cola del tren elaborado por Brown, intentan descollar en misteriosismos imbricados en el medioevo renacentista. Incluso, refrescándonos la memoria con las muchas herejías que conmovieron al cristianismo en su oportunidad.

Entre algunos singulares "acontecimientos" pergeñados en la Universidad hebrea de Jerusalén y difundidos por medio de las Agencias Noticiosas Internacionales, algunos denominados "estudiosos" del tema religioso a nivel científico, según mencionan, se ha dado a conocer por ejemplo, que Jesús habría caminado sobre las aguas, debido a que las del lago donde lo hizo abríanse congelado a consecuencia de fenómenos meteorológicos, creando una capa de hielo firme que permitiera su andar. En otra mención singular también, se insinúa que científicamente no esta probada la resurrección del Cristo, debido a la ausencia de pruebas sobre su tránsito mortal. Incluso, se menciona que el crucificado habría sido uno de sus hermanos.

Más allá de la gran incógnita que representa la falta de publicación del contenido de los manuscritos de Qumram, los que solo parecen ser conocido por los exegetas bíblicos hebreos y algunos conspicuos investigadores cristianos, ahora surge un "nuevo" evangelio atribuido a Judas, del que curiosamente se ha hecho una presentación "internacional" por TV.

Ese presunto Evangelio, descubierto hace más de dos décadas y dado a conocer como hemos dicho, ya ha "conmovido" a un sector medio marginado de la ortodoxia eclesial, promoviendo una suerte de "interpretacionitis" que seguramente constituye el lanzamiento de inverosímiles afirmaciones, a manos y a boca de algunos delirantes de turno, que todavía no se ha logrado determinar el grado de peligrosidad de sus actividades.

Mas allá de las incertidumbres que desde hace alrededor de 1800 años subsisten, con relación a los desaguisados que Constantino llevo a cabo (con la complicidad de los mismísimos "padres de la Iglesia" en ese entonces) en el Concilio de Nicea, al desactivar la importancia o trascendencia de los conocidos como "Evangelios Apócrifos", naturalmente cualquier objeción a los cuatro Evangelios incorporados a la Biblia en el marco de la Historia de su contenido y profecías, tendrá visos de cuestionamiento a la seriedad de los acontecimientos que el vulgo conoce a medias y casi siempre propicios para las manifestaciones cuestionantes.

Pero además de lo que sostienen algunos HH:., surgen a simple vista las enormidades que el denominado "Evangelio de Judas" promueve en otros HH:., que por causa de sus sufrimientos en la convivencia dentro de alguna de las tantas Logias que se dicen "regulares" y sin embargo en su seno se enquistan réprobos acuciando a "elegidos", salen a la palestra formulando comentarios descomedidos, inexactitudes y hasta ciertos aspectos periféricos del "delirium tremens". Y en especial, perturbando, a lo mejor sin quererlo, el decurso de la investigación masónica que pretende hallar la Verdad, dentro de un ámbito donde se han consolidado las pequeñas mentiras que desvirtúan los contenidos e historia de la Institución.

No se, a ciencia cierta, que significa esto de intentar "meter" en el pensamiento masónico de las Listas, temas conflictivos y conflictuantes como algunos de las religiones positivas, puesto que en el seno de la Masonería además de la enfermante prohibición de "hablar de religión", existe la anomia de conflictos personales precisamente por la invariable argumentación de la "necesidad"...

Decía Epicuro (341-271n a.C) “La necesidad es un mal, pero ninguna necesidad hay de vivir en la necesidad”. Y don Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616); dijo “La necesidad, según se dice, es maestra en utilizar el ingenio”. De allí que debamos hacernos el esfuerzo de reflexionar frente a estas "novedades" (aparentes por supuesto) que aprovechan la supina ingenuidad y al par que la elocuencia de la mediocridad ambiente.

Aquellas lo hacen en un mundo en el que los que leen constituyen ya un fenómeno incluso patológico, pues tras los éxitos editoriales como los de Dan Brown; los "descubrimientos" arqueológicos de los escritos de Judas o la falta de resurrección (que de no ser cierta dispersaría a los católicos y protestantes), los manuscritos de Qumram, e incluso la apostasía de un singular número de fundamentalistas católicos y despistados de siempre, existe la manipulación de numerosos poderes que, aunque usted no lo crea, materializan la teoría de la conspiración.

No debiéramos olvidar, por las dudas, que el vastísimo poder Vaticano del Opus Dei dedica sus esfuerzos a consolidar cierto Poder Económico que, a lo mejor y a fuer de ser imagineros, algo tendría que ver con el Nuevo Modelo Neoliberal, globalizado, concentrador y aspirante a un Renacimiento feudal manifiesto... Claro está, para los que no se fanatizan con la ausencia de compromiso y los divertimentos de la TV de plasma, en el regio Living donde ahora se masera la familia.

Así que "cuidado" con estas alegres referencias a un tema que al masón no le interesa, al católico lo perturba y a los tontos les alienta a seguir tonteando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario